Archivo

Posts Tagged ‘selección natural’

Un Adán Bíblico y Científico

18 de julio de 2013 Deja un comentario

Habiendo publicado ya todas las partes del artículo escrito por Vern S. Poythress, “A biblical and scientific Adam”, pongo a disposición del lector los enlaces a todos las partes, así como enlaces a su descarga en formato eBook.

——

Formato EPUB (Lectores en general)

Formato MOBI (Para Amazon Kindle)

——

Parte I

Parte II

Parte III

Parte IV

Parte V

——

¡Que sea de utilidad!

La Selección Natural: Lo Que Puede y No Puede Hacer

19 de abril de 2013 Deja un comentario

No es cierto, como suele presuponerse, que los creacionistas niegan y rechazan la selección natural. La selección natural es observable, lógica, y en concordancia con el relato bíblico; si, al menos, no se le dan unos méritos que los darwinistas son prontos a otorgarle. La diferencia radica en la macro-evolución y la micro-evolución. Los creacionistas sostienen que los seres vivos evolucionan tan solo en su misma especie (micro-evolución), es decir, que una especie no puede convertirse en otra (macro-evolución). Según sé, eso sí, creacionistas y darwinistas no están de acuerdo en lo que a hacer distinciones de especies se refiere.

Resumidamente: los creacionistas creen que si pones a un elefante y a un mamut en un glaciar el elefante morirá, y el mamut sobrevivirá. Y si los fríos del invierno pasan, el mamut morirá también, pues no está adaptado a climas calurosos. Es decir, el que está adaptado a su entorno vivirá. A ésto me refiero al decir que es observable y lógico. Olvidando lo simplista que el ejemplo es, el punto es que tanto creacionistas como darwinistas llamarían a esto selección natural.

Esto es, según los creacionistas, lo que puede y no puede hacer la selección natural:

La selección natural puede: La selección natural no puede:
Disminuir la información genética Incrementar o dar información genética nueva.
Permitir a los organismos sobrevivir mejor en un entorno dado. Permitir a los organismos evolucionar de molécula a hombre.
Actuar como “seleccionador” Actuar como “originador”.
Apoyar el “ramal” de la vida creacionista. Apoyar el “árbol” de la vida evolucionista.

——

Fuente: “Charles Darwin: His Life and Impact“, capítulo 3.